Elixe castelán

Páxina de inicio Inicio

Área restrinxida Área restrinxida

Correo electrónico

RSS

Ver toda a axenda [+]

Área de Pastoral»Actividades pastorales»Visita Pastoral

Visita Pastoral


PARROQUIA "NOSA SRA DO ROCÍO"

Comenzó la visita pastoral a Nª Sª del Rocío el sábado 5 de noviembre, a las 11 de la mañana, con la visita a algunos enfermos y sus familiares en ocho domicilios. Durante el recorrido, D. Luis pudo comprobar in situ el entramado rururbano de la parroquia, lleno de contrastes, en el que conviven típicas viviendas rurales, con edificios de protección oficial y altas torres en torno a la espléndida Avenida de Castelao. Muy reconfortante fue poder comprobar el esmero con que las familias cuidan a sus miembros más débiles. En palabras del Obispo: … fueron momentos muy hermosos: sentirme acogido en una casa, que te cuenten sus problemas, cómo están viviendo la situación personas ya mayores. Y te das cuentas hasta qué punto la parroquia tiene fuerza para sostener, y cómo la fe cristiana mantiene en pie a muchas personas a pesar de dificultades físicas, de salud y de otro tipo.

Hubo también tiempo, al final de la mañana, para que D. Luis conociera los orígenes de la parroquia en el nº 60 de la calle El Rocío, en donde Gida y su hija Loli le mostraron el bajo usado como capilla, en el que la parroquia echó a andar, gracias a la generosidad de sus dueños, Pucho y Gida.

A mediodía comimos con la Comunidad del Amor de Dios en su colegio de la Avenida de Europa y con su capellán D. Guillermo Mandado, pues muchas de las religiosas de esta Comunidad acuden a Misa el domingo a nuestra parroquia y, alguna de ellas, ayuda a repartir la comunión.

Después de comer, el Obispo visitó las nuevas instalaciones de Cáritas: salón, oficio, despacho, sala de reuniones y almacenes, al tiempo que animó a los diferentes voluntarios a seguir realizando la labor que nos identifica y dice tanto de nosotros como Iglesia.

La siguiente cita, a las 16:30, fue en el salón parroquial con todos los grupos y, tras rezar la oración por los frutos de la visita pastoral, el párroco hizo una breve presentación en la que destacó la diversidad y riqueza parroquial, así como la impagable ayuda de todos los colaboradores y de D. Manuel Vega Jares, sacerdote jubilado de la diócesis de Astorga y familiar de D. Santiago, que se incorporó a la vida parroquial en octubre del año pasado.

Ya en el templo, D. Luis participó en los diferentes actos que cada primer sábado de mes organiza la Hermandad de Nª Sª del Rocío: confesiones durante el rezo del Rosario y Santa Misa con canto final del himno a la patrona. Nos animó, en todo momento, a no perder lo que tiene que ser un distintivo de esta parroquia, la devoción a María.

El domingo día 6, a las 11:15, tuvo lugar un emotivo encuentro en el que los niños entrevistaron al Obispo y éste les correspondió, después de sincerarse en cuanto le preguntaron, diciendo: con niños así, padres y catequistas, podemos soñar. Algunas de las preguntas y respuestas fueron:

- ¿Cómo te sientes?

- Pues me siento muy bien. A veces siento una preocupación. La preocupación más importante que tengo ahora es que haya sacerdotes para atender nuestras personas, nuestros cristianos. Yo estoy triste porque tengo pocos seminaristas y quisiera tener más. Si alguno de vosotros me puede ayudar, se lo agradecería muchísimo.

- ¿Cuáles son las funciones del Obispo?

- Las funciones del Obispo es ser un padre.

- ¿Qué es lo que más le gusta de ser Obispo?

- Estar con la gente.

- ¿Está contento de vernos en la catequesis?

- Yo creo que la mayor alegría de un cura es el catecismo y ser amigo vuestro. Con quien más se aprende es con los niños. Lo estudié una vez y, luego, lo fui experimentando. Los niños, desde que nacéis hasta los seis años, no sabéis mentir, no podéis mentir, y hacéis todas las preguntas, todas, por qué está el sol arriba, por qué está el río abajo… todas las preguntas más complicadas las hacen los niños. Si uno está atento a las preguntas de los niños, uno aprende mucho.

- ¿Tiene mucho trabajo el Sr. Obispo?

- Ser Obispo no es un trabajo, es otra cosa. Lo más complicado, como en el caso de vuestros papás, son la preocupaciones

- ¿Le escriben cartas los niños? ¿Y le contesta las cartas?

- Ahora cartas ya casi no me escribe nadie, pero sí me podéis enviar WhatsApps.

- ¿Va a visitar los colegios?

- Es de las experiencias más bonitas que hecho. Pero también hay algunos que no quieren que vaya… A mí lo que me encantaría es coger una maletita por la mañana e ir por ahí de un lado para otro visitando los colegios, las familias, a veces, no se puede. Pero me encantaría visitar vuestros colegios.

- ¿Cuándo descubriste que querías ser sacerdote?

- Es la pregunta más importante que me habéis hecho esta mañana. En mi aldea, como otros niños, yo ayudaba a misa; y un día el cura me dijo: tú, ¿quieres ir al Seminario? Yo nunca había pensado en ir al Seminario, pero cuando hoy pienso en todo lo que he vivido me doy cuenta que todo empezó aquella mañana con aquella pregunta. Por eso, si alguien te dice, ¿quieres ir al Seminario? Piénsalo.

Tuvimos la Misa Estacional a las 12. En la homilía, D. Luis se congratuló de encontrarse con una parroquia viva, nos invitó a ser una Iglesia en salida que lleve al mundo ilusión, esperanza y alegría; e hizo especial hincapié en dos recomendaciones: ahondar en nuestra condición de ser parroquia mariana y cuidar la educación cristiana de los más pequeños, con catequistas que sean auténticos misioneros de la fe. Tampoco podía faltar el canto de la Salve Rociera al que acompañó un baile del grupo de sevillanas. Al final de la Misa se le entregaron unos regalos hechos por los grupos de labores y se bajó al salón parroquial para que quien quisiera tuviera oportunidad de saludarle.

Concluyó la visita pastoral, séptima en estos 46 años de vida parroquial, con la visita el jueves día 17, por la mañana, a la residencia Nª Sª del Rocío de la Fundación San Rosendo, construida en terreno de la parroquia, conforme al convenio firmado con la Diócesis de Tui-Vigo, siendo párroco D. Emilio Velasco Baz.

Tras el saludo y la bienvenida de la directora Dª Elisa María López Moldes comenzó la santa Misa con la asistencia de los trabajadores, residentes, familiares, los miembros del patronato presididos por su fundador y presidente honorario D. Benigno Moure Cortes y el actual presidente D. José Luis Gavela Varela, todos los cuales besaron un bello crucifijo que se bendijo en la misma. En la homilía, D. Luis alabó la ingente labor de la Fundación en toda Galicia, y resaltó la importancia de que residencias como ésta sean verdaderos hogares en los que todas las personas implicadas caminen en la misma dirección. Destacó también la necesidad de un cuidado muy profundo a la persona en todas las dimensiones, incluida la espiritual, lo que no implica imponerle a nadie una fe o una práctica. No existe, pues, mejor programa para una residencia que la misericordia y la acogida sin reserva, cuya mejor expresión es Cristo crucificado y resucitado. El último pensamiento fue una plegaria a la Virgen por cuantos han de convivir con la enfermedad: Hoy enfermos somos casi todos, algunos estáis aquí y otros andamos por las calles. Pero la enfermedad es algo que todos tenemos que llevar como Jesucristo llevó su cruz.

A continuación, la directora y el patronato de la Fundación mostraron las instalaciones al Obispo, y se concluyó con un ágape fraterno en el que también participaron trabajadores de la residencia y algunos miembros de la parroquia.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22
 

Subir