Elixe castelán

Páxina de inicio Inicio

Área restrinxida Área restrinxida

Correo electrónico

RSS

Ver toda a axenda [+]

INFORMACIÓN»Artigos

ARTIGO


DESPUÉS DE 900 AÑOS VUELVE DIEGO GELMÍREZ A SAN BARTOLOMÉ DE REBORDANES (TUI)

Avelino Bouzón Gallego

Canónigo archivero de la catedral de Tui y

párroco de San Bartolomé de Rebordanes

El sábado 17 de noviembre era el día señalado para conmemorar que hacía 900 años el arzobispo Diego Gelmírez, “varón compostelano” y “el más grande hombre público de la España cristiana en los tiempos medios” (dice Manuel Murguía), vino a Tui para celebrar dos sínodos generales en el monasterio de San Bartolomé de Rebordanes.

A las 12, con grato clima otoñal, el actor Lucho Penabade, director de la compañía de teatro “Os Quinquillans” se presentó en la plaza de San Bartolomé que preside el artístico crucero de 1700 e interpretó la ilustre figura del arzobispo Gelmírez, parodiando su regreso al histórico barrio tudense tras nueve siglos de ausencia.

El redivivo personaje (Gelmírez-Lucho), en gallego elegante, retórico y persuasivo, narró los hechos más notables que había efectuado y presenciado en su azarosa existencia amenazada constantemente por las invasiones vikingas y las revueltas sociopolíticas medievales.

El actor, con su amplio manto de terciopelo rojo que, más que la capa de un arzobispo, imitaba la indumentaria de los Reyes Magos, pronunció en mesurado tono humorístico una magnífica clase de historia medieval, cuando la sociedad se componía de los tres estamentos de “oratores” o clérigos, “bellatores” o clase guerrera y los “laboratores” o trabajadores.

A continuación, el grupo de gaitas “Arume de Malvas” interpretó un par de piezas típicas regionales, mientras Pepe “O Bouciñas” repicaba las campanas de la iglesia parroquial.

Presenciaron la actuación en la predicha plaza un centenar de personas. Seguidamente, pasaron al interior del templo donde el párroco D. Avelino Bouzón Gallego saludó a los concurrentes y presentó al trío todavía sin nombre artístico, compuesto por Antón Corral Martínez, maestro de afamados músicos como el gaitero Carlos Núñez y, a la vez, creador de instrumentos musicales de viento, cuerda y percusión.

El trío estaba dirigido por el maestro Antón (en el centro) con la zanfona, su nieto Ramón Corral Blanco con pito pastoril (a la derecha) y Daniela Fernández Martínez, de Guillarei (a la izquierda) con el requinto. Se trata de instrumentos tradicionales, algunos de los cuales aparecen representados en el Pórtico de la Gloria de la catedral de Santiago. El director Corral explicó las piezas que se disponían a interpretar: “Romance de Herbeira” y “Fandango”. Tras la magnífica ejecución, con la sonoridad espléndida que brinda la especial acústica del templo románico, los artistas recibieron un cerrado aplauso.

En el horario de tarde, a las 16,45, en la Sala Félix Rodríguez (estancia del edificio Área Panorámica), de nuevo el director del IET, Xabier Añoveros, saludó a los ponentes y al público asistente. La profesora Cendón presentó al conferenciante, el doctorando Rafael Fandiño Fuentes que expuso el tema “El paso de unas reliquias por el río Miño: Diego Gelmírez y el “Pío Latrocinio”. El disertador hizo un análisis minucioso y claro de las fuentes más cercanas al traslado de las reliquias de santos bracarenses a la sede compostelana, a finales de 1102.

Eran las 12:45 cuando tomó la palabra D. Xabier Añoveros Trias de Bes, director del Instituto de Estudios Tudenses (IET), promotor de la conmemoración de “A Pegada de Xelmírez na Sé Tudense (1118)” –título de los carteles anunciadores del evento-, para presentar el programa de los actos académicos o ponencias de reconocidos estudiosos y agradecer a los concurrentes su asistencia.

Después, la profesora Da. Marta Cendón Fernández, natural de Tui y vicepresidenta del IET, presentó a D. Javier Castiñeiras López, doctor en historia del arte, que disertó sobre “San Bartolomé de Rebordanes y el primer románico”. Su conferencia magistral, con interpretaciones originales sobre la confusa temática de los capiteles, suscitó especial interés en los asistentes, lo que se manifestó en las numerosas intervenciones en el turno de preguntas. A las 14:15 terminaron las intervenciones de la mañana.

En el horario de tarde, a las 16,45, en la Sala Félix Rodríguez (estancia del edificio Área Panorámica), de nuevo el director del IET, Xabier Añoveros, saludó a los ponentes y al público asistente. La profesora Cendón presentó al conferenciante, el doctorando Rafael Fandiño Fuentes que expuso el tema “El paso de unas reliquias por el río Miño: Diego Gelmírez y el “Pío Latrocinio”. El disertador hizo un análisis minucioso y claro de las fuentes más cercanas al traslado de las reliquias de santos bracarenses a la sede compostelana, a finales de 1102.

A las 18 horas, la última conferencia corrió a cargo del distinguido profesor D. Ermelindo Portela Silva, natural de A Guarda, bajo el título “Diego Gelmírez y la frontera del Miño”. El avezado maestro puso el énfasis en el papel destacado que ejerció el “varón compostelano” en la separación del condado de Portugal de Galicia por su intervención en el pacto sucesorio de las infantas Da. Teresa y Da. Urraca, hijas del rey Alfonso VI (+1109). El público disfrutó de lo lindo con la exposición importante y atractiva del conferenciante.

Por último, hay que hacer particular mención del erudito historiador Suso Vila, miembro de la directiva del IET, quien, a pesar de no poder asistir a la importante celebración impedido por los deberes laborales, colaboró de manera muy decisiva en la preparación de los actos conmemorativos de la presencia del gran “varón compostelano”, Diego Gelmírez, hace novecientos años en la iglesia de San Bartolomé de Rebordanes.


Subir a inicio